La piel del cuello y el escote debe ser una piel bonita, sin manchas, tersa y cuidada, ya que embellece el aspecto general, lo que hace su cuidado muy importante.

La piel de cuello y escote es muy vulnerable en primer lugar porque es pobre en glándulas sebáceas, es fina y se deshidrata con rapidez. También tiene menos melanocitos, las células que producen la melanina, la cual es una defensa natural contra las radiaciones solares. Tampoco poseen un buen sostén muscular por lo que será fácil el descolgamiento del contorno facial y el debilitamiento del tejido graso hace que aparezca el temido doble mentón.
La piel del cuello desarrolla tres tipos de arrugas diferentes:
Las horizontales o arrugas en collar o “Anillos de Venus”, que vienen determinadas familiar o genéticamente
Las de la base del cuello que son provocadas principalmente por el exceso de sol.

Las líneas muy finas que están relacionadas con los cambios hormonales que se producen en la menopausia y que se deben al adelgazamiento y pérdida de la flexibilidad de la piel. En el escote, destacan estas últimas arrugas muy finas, así como las manchas, al estar sometido a los rayos de sol más perpendicularmente que el cuello y, arrugas verticales, debidas a la presión que se ejerce sobre la zona al dormir de lado.
Con el paso de los años, aparecen también lesiones vasculares como los comúnmente llamados, puntos rubí.
Para mejorar el aspecto de cuello y escote contamos con tratamientos que permiten:

La eliminación de arañas vasculares con láser vascular

La eliminación de las manchas con peelings despigmentantes, Láser CO2 fraccionado o Luz pulsada intensa. Los peelings además, al producir una exfoliación de la piel disminuyen las marcas suavizando las arrugas finas y ofreciendo un aspecto de piel más joven fresca y luminosa.

Mesoterapia con ácido hialurónico, vitaminas, oligoelementos y minerales favorecen la hidratación y la estimulación de diferentes procesos biológicos de la piel reestructurando, tonificando y reparando las zonas tratadas.

El rejuvenecimiento cutáneo con láser de erbio hace una ablación precisa de la epidermis (la capa más externa de la piel) y deja al descubierto la piel subyacente, más lisa y de aspecto más joven. Este procedimiento también activa el colágeno, de manera que se estimula el estiramiento de la piel. El tratamiento de rejuvenecimiento cutáneo con láser de erbio se realiza como procedimiento ambulatorio, con anestesia local y, quizás, un sedante suave. Usted estará despierto pero se sentirá somnoliento, y el área de tratamiento estará adormecida. El cirujano estético o el dermatólogo extraerá con toda precisión las capas necesarias de piel para eliminar o reducir las líneas y las arrugas de superficiales a moderadamente profundas.

Hilos tensores es una técnica por la cual los hilos levantan la cara automáticamente de una manera muy natural y, además, «promueven la formación de colágeno de la propia piel», por lo que a las pocas semanas la piel está mucho más nutrida. Estos hilos son reabsorbibles y duran entre un año y medio y dos años. Hay diferentes tipos de hilos en función del efecto que se quiera conseguir o la zona a tratar aclara la doctora
Con uno o la combinación de varios de estos tratamientos y dependiendo del grado de deterioro y envejecimiento de la piel de cuello y escote, podemos mejorar su color, textura, brillo y grosor, siendo tratamientos rápidos e indoloros.

Lipoláser de papada El tratamiento de Laserlipólisis o Lipoláser está indicado para quien tenga un acúmulo de grasa localizada en la región de mentón que se acompaña a flacidez de la región del cuello, que genera una alteración de esta región definida comúnmente como “papada”. Se utiliza una revolucionaria tecnología láser puntera en la remodelación facial.
El efecto térmico y fotomecánico combinado permite tratar una amplia región de tejido adiposo mientras calienta el área tratada uniformemente. De esa forma se estimula la formación de colágeno y se mejora el aporte sanguíneo de la zona tratada.

La grasa licuada se aspira fácilmente dejando la piel más a contacto con el músculo subyacente (platisma) desvelando una mejor definición de la región del cuello y de la cara. Una vez eliminada la grasa, con la micro cánula se estimula la piel en superficie con láser para favorecer la formación de nuevo colágeno y la retracción de la piel. Esta remodelación cutánea lleva a una mejor firmeza y elasticidad del cutis del área tratada.