Project Description

 
Definimos como grasa localizada aquellos depósitos o acúmulos de células grasas o adipocitos, normales en su forma y función, en una zona determinada del cuerpo provocando un consecuente aumento local de volumen y una pérdida de la armonía.
Lipoescultura o liposucción (utilizando el procedimiento clásico con cánula o asistido por láser).

Tratamientos:

1. Lipoláser

Se lleva a cabo mediante la infiltración de lidocaína y adrenalina diluidas. La lidocaína, que es el agente anestésico, se difunde por la zona y la deja insensible y la adrenalina produce la contracción transitoria de los vasos de la zona.
La técnica del tratamiento consiste en mini-incisiones por las que se introduce la fibra óptica que emite la luz láser en abanico, a una velocidad constante y en distintos planos de profundidad hasta introducir la energía total programada. Las últimas pasadas se realizan más superficiales y con parámetros básicamente enfocados a obtener la retracción de la dermis y de los septos fibrosos del tejido celular subcutáneo.
Como efectos secundarios pueden aparecer hematomas, contusión y dolor temporal, pero de forma mucho más suave que la Liposucción convencional. La prenda compresiva se suele retirar a los 4-7 días para dormir y se mantiene un tiempo más durante el día.
Las ventajas:
– Efecto inmediato de skin-tightening o retracción de la piel tras la reducción de volumen obtenida.
– Reducción del trauma tisular.
– Menor tiempo de recuperación del paciente.
– Fácil extracción de la grasa.

2. Mesoterapia

Su acción a nivel local permite el tratamiento de las adiposidades localizadas mediante la administración de sustancias con efecto lipolítico. Considerada como el clásico de la Medicina Estética. Consiste en la administración intradérmica de distintas sustancias homeopáticas a dosis pequeñas, por medio de múltiples inyecciones. Los principales efectos terapéuticos de la mesoterapia en la celulitis son:
– Activación de la circulación local.
– Mejora de la oxigenación tisular.
– Estímulo de la lipólisis.
– Alteración de la permeabilidad de la pared de los adipocitos.
– Reafirmación de los tejidos.
La media de las aplicaciones es de diez sesiones de 10-15 minutos cada una. Una vez finalizado el tratamiento se recomiendan dosis de recuerdo periódicas.

3.Carboxiterapia

Consiste en el uso del Anhídrido Carbónico (CO2) con fines terapéuticos, aplicado por vía subcutánea. Es una de las mejores terapias para combatir la celulitis, el exceso de grasa en el cuerpo, la flacidez y el envejecimiento corporal y facial. No representa toxicidad sistémica ni efectos secundarios. Su introducción bajo la piel se completa con un movimiento de masaje manual que ayuda a distribuir el anhídrido carbónico y hacerlo circular. El CO2 al entrar en contacto con la grasa se difunde y, parte de él, va a los glóbulos rojos: al ponerse en contacto con la hemoglobina, cede el oxígeno a los tejidos, este oxígeno permite ser usado para reacciones metabólicas y además produce una estimulación de la combustión de grasas. Los primeros resultados se observan de inmediato.

4. Intralipoterapia Aqualix®

Es una solución acuosa con una base gelatinosa formulada con el propósito de controlar y reforzar la acción de las ondas ultrasónicas externas en la micro cavitación del tejido adiposo localizado y celulitis, para ser usado junto con un generador de ondas ultrasónicas de grado médico.
Se inyecta en el tejido adiposo con la técnica llamada intra-lipoterapia se produce una tumescencia del tejido, permitiendo que los ultrasonidos que se aplican externamente sobre la piel produzcan una micro cavitación en el área donde se inyectó la solución intensificando el drenaje de los fluidos presentes en la zona tratada.
Este protocolo, llamado adipocitolisis por cavitación, está indicado para la reducción no quirúrgica de los depósitos adiposos localizados en la región superior lateral del muslo, también conocido como “cartucheras”, la zona media del muslo y la zona alrededor de la rodilla y caderas. Los tratamientos deben hacerse a intervalos de 15 días o superiores. Para garantizar los resultados obtenidos, debemos insistir al paciente que es importante que visite al especialista unos meses después del tratamiento.

5. Cavitación – Med Contour

La cavitación es el proceso provocado por ultrasonidos de baja frecuencia que inducen la formación de burbujas de vapor dentro del líquido. La presión ejercida por las burbujas causa la explosión, con una liberación de energía que destruye las células adiposas.

Durante la fase de depresión, se crea dentro de los líquidos una multitud de burbujas de gas que se agrandan mientras dura la fase de depresión acústica. En esta fase se crean burbujas microscópicas de gas al inicio de la cavitación.
En la fase de compresión, la enorme presión ejercida sobre las burbujas recién expandidas comprime las mismas, aumentando enormemente la temperatura del gas contenido hasta que la burbuja colapsa en sí misma, explotando con una enorme liberación de energía.

¿Por qué con MED CONTOUR?

Garantiza unos resultados brillantes y visibles sin perjudicar la absoluta seguridad del tratamiento. Med Contour es el sistema de cavitación modulada para una lipoescultura eficaz y segura. Aprovecha la combinación combinada de dos ultrasonidos de baja frecuencia profundizando en los cúmulos grasos según su grosor. Gracias a la tecnología de vacío, levanta el tejido adiposo, mientras la acción penetrante del ultrasonido se concentra solo en la zona afectada, ofreciendo un tratamiento seguro y con resultados visibles de inmediato. Las micro burbujas producidas por ambos ultrasonidos rompen la grasa localizada y la celulitis de forma sorprendente. Esta técnica, incorpora además, una pieza de mano integrada para linfodrenaje, que permite remover los residuos grasos y completar así un tratamiento eficaz y sin riesgos.

Captura de pantalla 2014-12-01 a la(s) 12.25.48